No sé si alegrarme de que una agencia de detectives recomiende seguirme, aunque sea en Twitter ;-)